30 nov. 2008


(Pincha!!)
El profesorado de secundaria, en su práctica docente, se enfrenta al reto de proporcionar una respuesta educativa adecuada a la diversidad de capacidades, intereses, motivaciones y estilos de aprendizaje del alumnado y, además, a los planteamientos y dificultades que conlleva el estadio evolutivo de la adolescencia. El sistema educativo actual está requiriendo del profesorado, en relación con el alumnado, una doble función: que alcance un nivel básico de conocimientos y que logre el desarrollo de capacidades de autonomía, de equilibrio personal y de integración social. En múltiples ocasiones nos encontramos con que el centro escolar se convierte en el lugar donde se expresan y se manifiestan problemas de comportamiento. Tenemos que contar con ello y, por lo tanto, es importante saber qué podemos hacer para solucionarlos. Los profesionales de la enseñanza debemos tener ocasión de familiarizarnos con esta problemática y, sobre todo, desarrollar nuestros conocimientos sobre el tema con el fin de no caer en el uso exclusivo de la intuición y el sentido común como recursos principales en la intervención ante conductas desadaptadas. 

Fuente: CREENA

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada