9 feb. 2018


Pincha y descarga


Marcela Lagarde: “Cada mujer tiene el derecho autoproclamado a tener derechos, recursos y condiciones para desarrollarse y vivir en democracia. Cada mujer tiene el derecho a vivir en libertad y a gozar de la vida”. 

Atentar contra la integridad de las mujeres, independientemente del tipo de violencia utilizada, significa socavar las bases mismas de la democracia y destruir todo proyecto de nuestra sociedad.

Erradicar la violencia es, fundamentalmente, una cuestión de justicia. No cabe seguir engañándonos pensando que es un problema que sólo es real si nos afecta personalmente o de manera cercana, ya que la violencia de género es también un obstáculo para el desarrollo social.

La Ley Orgánica 1/2004 de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género establece en su exposición de motivos la obligación de los poderes públicos de actuar para asegurar el ejercicio de los derechos fundamentales que nuestra Constitución reconoce a la ciudadanía, destacando su vulneración por la violencia de género.

Profesionales de la medicina, psicología, enfermería y trabajo social aportaron sus conocimientos, su tiempo y su compromiso a la elaboración de esta Guía. A todos y todas las profesionales, nuestro reconocimiento por su labor de apoyo a la atención a las mujeres víctimas de la violencia de género. El documento, sus anexos y soporte informático que lo completa, orienta sus objetivos a la formación de profesionales en este campo, destacando el papel primordial de la consulta en Atención Primaria y de la acción multidisciplinar.

Esta guía se estructura en dos partes bien definidas: científico técnica y orientación práctica (talleres “a propósito de un caso”), todo ello expuesto con claridad y rigor.

0 comentarios :

Publicar un comentario